Cómo ser más productivos trabajando desde el hogar

Trabajar desde el hogar puede ser conveniente, cómodo y brindarnos completo control.

Lo primero que debes hacer es seleccionar un lugar para establecer tu área de trabajo. Lo ideal es que sea un lugar destinado específicamente para tu trabajo. Además, si vas a llevar a cabo reuniones con tus clientes, es conveniente que se pueda entrar a tu oficina sin tener que atravesar espacios comunales o personales.

La separación “física” que marcas con la designación de tu oficina, debe ir acompañada de una separación “mental”. En otras palabras, establece horas de trabajo, en las que permanecerás dentro de tu oficina. Incluso, puedes vestirte como si fueras a salir a trabajar para crear esta diferencia mental.

Si no separas tu vida profesional de tu vida en el hogar, no lograrás ser productivo/a.

Lo más probable es que no vivas solo/a, así que deberás sentarte con las personas que vives y dialogar sobre la importancia de tus horas laborales. Establecer reglas te ayudará a evitar confusión y situaciones desagradables a la larga.

Por otro lado, en el aspecto “técnico”, contar con una buena silla te ayudará en tu área de trabajo. La silla correcta te permitirá tener una mejor postura, más energía y más enfoque. Serás capaz de trabajar con mayor eficiencia y más horas.

También, debes tener en cuenta el tamaño del escritorio que necesitarás. Si vas a colocar varios equipos sobre la superficie, deberás comprar un escritorio grande y sólido, de modo que tengas espacio para moverte y mover las herramientas de trabajo sin chocar con los equipos o tumbarlos.

No olvidemos la iluminación. Una investigación de los Laboratorios de Energía Natural Renovable encontró que la luz natural en un área de trabajo está unida al bienestar general, aumenta la productividad y una mejor salud. Una buena iluminación reduce los dolores de cabeza, la tristeza y la fatiga visual.

Estudios muestran que con plantas a su alrededor, los trabajadores eran más productivos, reaccionaban más rápido, tenían menos estrés y su presión baja.

En el lado “físico”, recuerda que permanecer sentado durante muchas horas no es bueno para la salud. ¡Levántate, camina, apóyate en una esquina del escritorio! En otras palabras, cambia de posición cada cierto tiempo.

Recuerda que una de las ventajas de trabajar desde el hogar es que no tienes que trabajar obligatoriamente desde tu hogar. Según tu línea de trabajo, puedes estar en cualquier lugar; ya sea en el jardín, una cafetería o un parque del vecindario.

Un cambio de escenario es bueno para romper la rutina, y te ayudará a ser más productivo/a.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s