Ejercítate mientras trabajas en tu hogar

¿Sabías que según el Dr. James Levine, co-director de la Clínica Mayo y de la Iniciativa contra la Obesidad en la Universidad del Estado de Arizona, existen al menos 24 enfermedades y condiciones crónicas diferentes asociadas con la cantidad de horas que pasamos sentados? Increíble, ¿verdad?

Estar sentado por largos periodos de tiempo es malo, porque el cuerpo no ha sido diseñado para la holgazanería. La falta de movimiento baja la velocidad del metabolismo, reduce la cantidad de comida que es convertida en energía, y promueve la acumulación de grasa, la obesidad y una cantidad de enfermedades —condiciones del corazón, diabetes, artritis y más— que acompañan al sobrepeso.

Por si no lo sabías, sentarte en tu escritorio después de comer tiende a elevar el nivel del azúcar en la sangre, mientras que caminar lo baja a la mitad.

¿Qué puedes hacer entonces? Para comenzar, lee los consejos a continuación.

1. Ponte de pie

Trabajar de pie en tu estación de trabajo con altura ajustable, por lo menos un 25 por ciento del tiempo, estimula tu bienestar, mientras disminuye tu fatiga y apetito.

Si no tienes una de esas estaciones de trabajo, no dejes que eso te detenga. Levanta tu escritorio con una pila de libros o cajas debajos de las patas del mueble, y ponte de pie.

2. Muévete

Puedes caminar mientras atiendes una llamada telefónica, o hablas con otros en tu oficina. Incluso, puedes llevar a cabo una reunión caminando.

3. Revisa la altura de tu monitor

Estés sentado/a o de pie, la parte superior del monitor de tu computadora debería estar a nivel de tus ojos; de modo que solo mires 10 grados hacia abajo. Si está más bajo, te verás obligado/a a bajar la cabeza, lo que te provocará dolor de espalda y de cuello. Si está más alto, puede causarte síndrome del ojo seco.

4. Imagina que eres una modelo de pasarela

Tu cabeza debe estar perfectamente alineada para evitar estrés excesivo en el cuello y la espina dorsal. Evita inclinar el cuello hacia adelante, mantenlo derecho como modelo. Y mientras lo haces, retracciona la mandíbula, o haz papada, para mantener alineada la cabeza, el cuello y la columna vertebral.

5. Intenta la “Técnica Pomodoro”

¿Has visto los temporizadores en forma de tomate? ¿Sabías que pomodoro es tomate en italiano? Igual que esos temporizadores, programa una alarma para que suene cada 25 minutos. Durante ese tiempo, enfócate en tu trabajo. Cuando suene la alarma, levántate y camina por 5 minutos. Esto te ayudará a ser productivo y evitar el agotamiento.

Los estudios demuestran que crear un nuevo hábito toma de 18 a 254 días antes de que comencemos a hacerlo automáticamente. Cuando llegues a ese punto, ya habrás cosechado muchas recompensas por no permanecer sentado/a tantas horas, como mejorar tu nivel de azúcar en la sangre y tu presión sanguínea, tener menos grasa en el cuerpo y menos riesgos de enfermedades crónicas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s